martes, 12 de marzo de 2013

Cuentacuentos en Veneranda Manzano


El jueves, 7 de Marzo, los alumnos de E.I. y primer Ciclo de E.P. acudimos al Colegio Veneranda Manzano, donde fuimos muy bien recibidos para participar en la actividad ofertada por el Ayuntamiento de Oviedo: Puppy ´s Cuentacuentos.

A continuación os contamos un poco para que sepáis de qué iba.

El primer cuento se titulaba: COCORICO.

Cocorico es un pollito que vive feliz con su madre. Un día, Mamá Gallina va a hacer un bizcocho y el pollito se ofrece a buscar leña para encender el horno. Cuando está en plena faena, aparece un gato enorme y malvado que lo quiere comer; pero Cocorico consigue salvar su vida prometiéndole la mitad de la merienda. Pasado el peligro, el glotón de Cocorico olvida el trato y se come el bizcocho entero. La mamá se enfada: “Va a venir Gato Pelado y te va a comer de un bocado!”  Entonces se oye un ruido en la puerta: es Gato Pelado que viene a por su mitad de bizcocho…

Cocorico es una adaptación libre de un cuento tradicional birmano que trata sobre la necesidad de escuchar los buenos consejos, de lo importante que es cumplir las promesas y de la dificultad que supone aprender a compartir.

El pollito provoca la furia del Gato Pelado por no dejarle nada de merienda, pero la comprensiva Mamá Gallina protegerá a su pequeño, ayudándolo a salir de ese mal trago y dándole otra oportunidad de aprender la lección.

El segundo cuento se titulaba: A BAÑARSE.

La hora del baño puede ser un momento de juego y diversión, como demuestra esta obra. Al protagonista del relato, como a la mayoría de los niños, bañarse le produce cierta pereza, sobre todo al tener que dar por finalizada la hora de jugar. La estrategia del autor es la de convertir al niño -mediante un simple disfraz- en un animal como el león para transmitirle la diferencia entre los animales salvajes y los humanos: los primeros no usan ropa ni se lavan con jabón…

Así, quitarse el chaleco, el pantalón o la ropa interior, serán pasos ineludibles para acabar en la bañera, donde el juego no tiene por qué concluir.

El tercer cuento se titulaba: LA BRUJA DIMINUTA.

Félix necesita una medicina para su mamá, pero esta bruja pequeñita, pequeñita, con un peculiar sentido del humor, lo someterá a varias pruebas para poder conseguirla. 

 
 
 
 



 

 

La cuentacuentos Ana Belén nos deleitó con estos tres cuentos que, narrados, escenificados y cantados por ella, conseguimos ver a los personajes con los ojos de la imaginación. Daba gusto escucharla y eso se percibía en el ambiente porque, a pesar de ser más de un colegio, allí nadie pestañeaba.

No hay comentarios: